Separación de los Padres, Niños y Colegio: Experiencia y Consejos de una Educadora de Párvulos

Categoría: Procesosseparación
febrero 28, 2019
Compartir artículo:

Uno de los espacios más importantes donde se desenvuelven nuestros hijos es su colegio. Tanto por el tiempo que ahí pasan, como por la influencia que ejercen profesores y amigos en la vida de nuestros hijos, es que para bien o para mal, este lugar se transforma en un segundo hogar. Y, sobre todo cuando los niños son pequeños, sus profesoras juegan un rol central como adultos significativos en su vida y bienestar. Es por esta razón y la cercana vuelta a clases de los niños en Marzo, que quisimos conversar con Fadia Sukni García, Educadora de Párvulos del colegio Dunalastair de Peñalolén, sobre la mirada que tiene del impacto de la separación de los padres en los niños en edad escolar.

De tu experiencia y de lo que has observado en tus alumnos, ¿cuáles son los cambios más importantes en los niños cuando sus papás se separan?

Hay muchos cambios emocionales que observamos en ellos. Incluso, muchas veces nosotras no sabemos sino hasta tiempo después de la crisis de pareja o de la separación de los padres, pero comenzamos a notar a los niños distintos.  Los vemos más sensibles, irritables, se van hacia adentro, más tristes. Y cuando uno les pregunta porque están así, la mayoría no sabe contestar lo que les pasa, les cuesta identificar la causa. También se vuelven más dependientes de uno, mucho menos autónomos. Retroceden además en su desarrollo y no es poco frecuente que pierdan por un tiempo el control de esfínter, incluso haciéndose caquita.

Y además de todas estas importantes señales, ¿hay algún impacto en su aprendizaje propiamente tal?, ¿en su rendimiento escolar?

Si, se nota bastante y es esperable, pues sabemos desde las neurociencias que la base de un buen aprendizaje es estar tranquilos desde lo emocional. Por ejemplo, retroceden en aprendizajes ya logrados o disminuyen su ritmo, observándose pocos avances entre evaluaciones.

Nosotros vemos y notamos que el niño necesita estabilizarse, que necesita una base, y que su aprendizaje retrocede o no avanza, porque está mucho más concentrado en sus emociones que en las cosas escolares. Por ejemplo, está concentrado en que tiene pena o que le duele la guatita y que viene el recreo, pero que él no quiere comer. Son situaciones que para un adulto pueden resultar muy triviales, pero es la forma del niño de mostrar su preocupación. Y esto es más notorio en los casos en las que las separaciones ocurren de mala manera, con mucho conflicto entre los papás.

En ese sentido, ¿hay algún error frecuente que observes en la forma en que los padres manejan la separación con sus hijos?

Uno de los errores más típicos, pero que se da desde la buena intención de los papás de cuidar a sus hijos y estar preocupados por ellos, es sobreprotegerlos cambiando drásticamente la forma en que se relacionaban con ellos hasta antes de la separación. Por ejemplo, papás que nunca antes los acompañaban hasta la sala, ahora los dejan sentados en sus puestos. Los niños malentienden estos mensajes y hace que tanto la llegada a clases como la despedida con el papá se transforme en algo extraño y angustioso para él o ella.

Otra cosa, que afecta mucho a los niños, es que por la mala relación, poca comunicación y por el mismo ajuste de que ahora los niños pasan un tiempo con uno y otro tiempo con otro papá, es que los niños o no traen materiales o cosas que se les pide acá en el colegio, lo que los hace ponerse muy nerviosos y los hace sentir a veces avergonzados, asustados o apenados.

Y, finalmente, otro error común es muchas veces disfrazar el tema por temor a dañarlos, por ejemplo: “el papá se fue de viaje”. Los niños aunque verbalmente no se les diga, siempre se ven afectados por las señales no verbales de tensión y conflicto.

Por otro lado, mas que un error, una situación muy difícil de manejar para los niños pequeños, son las separaciones de pareja, pero en la que los padres igualmente siguen viviendo en la misma casa. El hecho de que los papás vivan ahí, pero no se topen, hablen, coman juntos, etc. pone muy nerviosos y conflictúa a los niños.

 

Finalmente, ¿qué consejos puedes dar tu a los papás que pasan por esta situación?

La verdad es que creo que lo mejor es que traten de enfrentar la situación y buscar ayuda para ellos y para no cometer errores. Se que no es una situación fácil, pero se nota mucho lo sobrepasados que están cuando por ejemplo a mi como profesora de su hijo me cuentan en detalle de las causas del quiebre. Frente a eso, mi recomendación siempre es que pidan apoyo en un psicólogo. Para nosotros es evidente, que los niños que mejor se adaptan a la separación de sus padres, es en aquellas familias en las que vemos a adultos centrados y enfocados en resolver las cosas de manera sana.

Otro aspecto muy importante es informarnos a nosotros como profesoras de su hijo a tiempo. Eso nos ayuda a sostener emocionalmente a los niños, entendiendo sus situación y, por ejemplo, flexibilizar la exigencia con ellos por lo mismo.

Finalmente, tratar de dejar los problemas a un lado a la hora de ser apoderados de colegio. Tratar de mantenerse ambos involucrados en lo escolar, pues para sus hijos, son lo más importante.

 

Fadia Sukni García, es Educadora de Párvulo Bilingüe. Realiza apoyo escolar a domicilio en el área de inglés, matemáticas, psicomotridad y preparación para el ingreso a colegios a niños en edad preescolar (3 y 6 años). Fono de contacto: +569 8 5151676. Mail: fadia.sukni.g@gmail.com

Compartir artículo:

Conversemos





Avenida Vitacura 2909, oficina 1205, Las Condes

+562 2233 6808

+569 5870 5496