ACERCA DE NOSOTROS

 

¿Cómo llegamos a trabajar en esto?

 

Quizás te resulte obvio cuando leas nuestros nombres pero ¡somos hermanas!  Y a lo mejor ahora también entiendas como es que tenemos una foto de ambas juntas, siendo tan pequeñas.

Si hay algo en lo que ambas coincidimos, es que dentro de los valores y aprendizajes más importantes que tomamos de nuestra familia de origen están: compartir lo que se tiene, ayudar al otro cuando se pueda (especialmente a los niños) y la responsabilidad con los compromisos adquiridos.

Estos valores familiares nos han influenciado tanto en nuestro estilo personal, como a si mismo, en la elección de nuestras carreras. Al final tanto el derecho de familia, desde su búsqueda de la “justicia”, desde la firmeza y racionalidad; como la psicología familiar, desde su interés en cuidar de los “vínculos familiares”, empatía y conexión con las emociones, busca apoyar y ayudar a otros.

Y de verdad que ambas vibramos con lo que hacemos. Pero, como además somos buenas para hablar, al inicio de nuestras carreras nos pasábamos mucho de nuestro tiempo libre conversando sobre los casos que atendíamos, sugiriéndonos textos a leer y discutiendo cómo podíamos ayudar a tal o cuál persona y familia de la manera más efectiva posible, a evitar quedarse estancados en situaciones dolorosas y con tantos costos económicos, de tiempo, familiares, etc. asociados.

Porque la separación, especialmente cuando hay hijos de por medio es un evento muy difícil de transitar. ¡Y aún más difícil cuando después se debe intentar seguir siendo padres con la misma persona de la que te separaste! Pero cuando se logran disminuir las peleas, ¡es tanto el sufrimiento que se ahorra, especialmente a los niños! Por eso siempre mantenemos en el corazón de nuestro trabajo la genuina intención de cuidarlos.

Y se nos ocurrió que podíamos transformar esta forma de trabajar, en una metodología sistemática para apoyar de mejor manera a quiénes nos consultaban.

Sabíamos que los abogados, por más empáticos que podamos ser, nos quedamos cortos a la hora de entender la complejidad de las emociones y las finanzas, como para poder aconsejar sobre algo tan trascendental como la vida de las personas y sus hijos. Y los psicólogos, por más capacitación que podamos tener, no manejamos los aspectos prácticos legales que, finalmente, tienen un impacto importante en la forma en que las relaciones de la familia se deben reinventar tras una separación.

Y comenzamos a trabajar por nuestro sueño de aportar al mundo nuestro granito de arena y acompañar a las personas que creen que es posible, aún en el medio de una crisis, tomar decisiones por el bien de todos y actuar en consecuencia.

¿Quiénes somos nosotras para ayudarte?

La Metodología de Divorcio Sano: La Tendencia Mundial que llegó a Chile

Cuando comenzamos a estudiar sobre la posibilidad de en Derecho de Familia trabajar con equipos interdisciplinarios nos encontramos para gran sorpresa nuestra, que nuestra innovadora idea resultó ser una tendencia mundial.

En Estados Unidos, Inglaterra, Canadá, Australia, Argentina, España y Singapour entre otros países, encontramos evidencias de la efectividad del trabajo interdisciplinario en estos temas tanto en el ámbito privado como estatal. Equipos de trabajo de abogados con coach de divorcio, coach financieros, coordinadores de parentalidad o programas de apoyo parental obligatorios antes de dictar sentencias de divorcio y asesorías financieras para reorganizar la economía post-separación son ejemplos de la forma de trabajo en el ámbito internacional.

Por lo mismo, en el año 2018 y ya habiéndonos formado a cabalidad estos temas, comenzamos a atender formalmente a diferentes clientes que necesitaban o divorciarse o regular diferentes temas de sus hij@s ligados al Derecho de Familia:

El abogado es el experto en leyes. Aporta en la interpretación de la situación y de los diferentes escenarios posibles a la luz de la legalidad vigente, cuidando siempre el “bienestar superior del niño”.

El psicólogo es el experto en emociones y relaciones familiares. En sesiones focalizadas, ayuda a manejar con inteligencia emocional diferentes situaciones difíciles (por ejemplo: plantear conversaciones con el ex, como apoyar a los niños, asistir a audiencias, etc.) y a tomar decisiones sobre la familia. También contribuye a desarrollar la estrategia legal, desde el conocimiento de la psicología infanto-juvenil y familiar.

Y el asesor en finanzas es el experto en ordenar el presupuesto personal y familiar. La idea es ayudar a las personas a enfrentar el impacto económico de separarse y permitirle re-organizar las lucas. Pues ahora con los mismos ingresos debe alcanzar para mantener dos hogares.

Este método de trabajo es para ti si…

Sabes que será difícil pero, aún así, deseas cuidar a tus hijos y/o a ti mism@ de las consecuencias negativas de una separación conflictiva.

Estás cansad@ de las peleas. No quieres seguir solo reaccionando impulsivamente frente a cada problema que surja.

Quieres lograr un nuevo “equilibrio” para que todos puedan vivir más tranquilos.

Deseas lograr lo “justo” de una manera asertiva.

Quieres minimizar los costos económicos, de tiempo y emocionales de un proceso legal más agresivo.

 

Si todo esto resuena contigo, no dudes más. Podemos ayudarte.

No necesitas esperar a que tu ex tome la misma postura. Basta con UNO de los dos que deje de lado la postura de “guerra” (y la lógica del ganador/vencid@), para salir del círculo vicioso en el que estás metido.

Conversemos





Avenida Vitacura 2909, oficina 1205, Las Condes

+56 2 321 09 500

+569 5870 5496