Divorcio y bienes: Cómo separar las finanzas y lograr nuevamente la independencia económica

noviembre 26, 2020
Compartir artículo:

A lo largo de nuestros años como Divorcio Sano hemos podido identificar que en muchas ocasiones, cuando comenzamos el proceso de separación o divorcio, una de nuestras mayores dificultades es tomar una decisión concreta en relación a los bienes y el capital invertido en conjunto. Es por esta razón que este proceso a menudo se posterga, principalmente por miedo a perder la totalidad de los bienes que se han adquirido tanto individualmente como en sociedad.

No obstante, ese miedo se basa en especulaciones que no se acercan en absoluto a la realidad, ya que la ley chilena protege y ampara siempre a ambas partes. De todas maneras, se debe ser realista y asumir, que siempre al poner fin al matrimonio, y debido a que se repartirán los bienes, habrá una disminución y, al menos en parte, una pérdida económica que asumir.

En el caso de estar casados, es importante tener muy claro el régimen patrimonial adquirido al momento de contraer el vínculo. Los regímenes establecidos por la ley son :

  • Separación de bienes
  • Sociedad Conyugal
  • Participación de los Gananciales

Sin importar bajo cuál de los regímenes que se haya convenido la unión, lo que estos hacen es pronunciarse sobre la administración del patrimonio matrimonial. Por esta razón, se hace indispensable poner sobre la mesa cada uno de los bienes que hemos adquirido en la etapa vivida en conjunto, tanto muebles como inmuebles. Para ello:

  1. Haz un listado: Resulta fundamental hacer un inventario identificando tanto activos (propiedades, vehículos, cuentas de ahorro, corrientes, fondos mutuos, depósitos a plazo, o cualquier instrumento financiero y/o ahorro) como pasivos (deudas, créditos hipotecarios, créditos de consumo, etc.). Debemos identificar claramente las inversiones y las deudas para poder llevar a cabo un balance preciso de nuestros bienes.
  2. Prepara tu disposición para negociar y lograr repartir los bienes: Con nuestra lista identificada, se hace imprescindible mantener la buena comunicación. Principalmente ya que una de las claves y soluciones siempre será poder dialogar y encontrar acuerdos justos, que sean beneficiosos para ambos involucrados. El diálogo y el buen trato siempre ayudará en temas tan complejos como cuando hay créditos y/o deudas en conjunto. Ya que por ejemplo cuando hay bienes como los inmuebles se sugiere la venta y así repartir de manera justa la propiedad.
  3. Lleva en orden tus gastos: Por último se aconseja siempre llevar un orden de los eventuales gastos del proceso de separación, busca alternativas que te permitan organizarte financieramente a lo largo del proceso.

Si quieres recibir más información o ayuda más personalizada sobre este tema, puedes agendar aquí una hora con nuestros abogados de familia y psicólogos expertos : QUIERO AGENDAR.

 

Compartir artículo:

Conversemos





    Avenida Vitacura 2909, oficina 1205, Las Condes

    +56 2 321 09 500

    +569 5870 5496