Declaración de la casa como bien familiar

noviembre 13, 2020
Compartir artículo:

Si estás buscando información sobre esto, es porque probablemente estás preocupado de poder asegurar que tus hijos tendrán un lugar donde vivir. Probablemente también, la relación con tu ex pareja es bastante conflictiva. 

La declaración de la casa como bien familiar, tiene como finalidad resguardar que la familia tenga un lugar físico que sea estable en donde puedan desarrollar su vida con normalidad, sin que el cónyuge que es dueño o dueña del bien, pueda disponer de ella por sí solo. Solo pueden ser declarados como bien familiar:

  1. El inmueble que sirva de residencia principal a la familia.
  2. Los muebles que están en ese lugar.
  3. En caso de que el inmueble sea de propiedad de una sociedad controlada por alguno de los cónyuges, las acciones o derechos sociales del cónyuge socio/a.

En palabras simples, una vez declarada una casa como bien familiar, esta no se podrá vender ni hipotecar sin la autorización del cónyuge que pidió la declaración. 

Este trámite debe realizarse en el juzgado de familia, con la representación de un abogado experto, y sólo puede hacerse cuando hay un matrimonio de por medio. Esto quiere decir que aun cuando puedas tener hijos con tu ex pareja, no podrás pedir esta medida si es que no están casados. 

La declaración la realiza el juez de familia, como resultado de un juicio en el que se debe probar que se cumplen con los requisitos que exige la ley para esto (como por ejemplo la existencia del matrimonio y que la casa es efectivamente la residencia principal de la familia). No termina, salvo que exista una desafectación del bien ya sea que las partes estén de acuerdo o bien por sentencia judicial. 

Es muy importante tener en cuenta que una vez terminado el matrimonio (por sentencia de divorcio), la casa que fue declarada como bien familiar no pierde automáticamente esta calidad, sino que debe pedirse al tribunal que lo haga haciendo presente el divorcio. 

Como siempre, te recomendamos que antes de tomar una decisión sobre este tema, te orientes con un especialista en el área de familia que pueda guiarte en la mejor decisión. Esta guía debe considerar el corto, sino que el mediano y largo plazo; y también el impacto que cualquier decisión tendrá en las relaciones presentes y futuras con la otra persona, pensando siempre que debemos actuar desde lo que es mejor para ti y tus hijos, no desde la rabia u otra emoción. 

Si quieres recibir más información o ayuda más personalizada sobre este tema, puedes agendar aquí una hora con nuestros abogados de familia y psicólogos expertos : QUIERO AGENDAR.

Compartir artículo:

Conversemos





Avenida Vitacura 2909, oficina 1205, Las Condes

+56 2 321 09 500

+569 5870 5496