Apretarse el cinturón: Cuando los costos son mayores que mis ingresos

Categoría: Sin categoría
abril 29, 2019
Compartir artículo:

La importancia de hacer un diagnóstico de nuestras finanzas personales, radica en que podemos tomar decisiones conscientes para poder mantenernos saludables en este ámbito. Implica conocer de verdad con cuántos recursos contamos y no en pocas ocasiones descubrir que nuestros ingresos son menores que los costos que tiene nuestra vida personal y familiar (tema aparte y para otro blog, es el de la cultura chilena que se ha denominado como “experta en la bicicleta financiera”).

Mirar con claridad y en detalle nuestro panorama económico puede asustarnos, pero nos permite identificar donde podemos “apretar el cinturón” y ahorrarnos unos pesitos para evitar el sobre-endeudamiento. En una situación de separación, esto resulta aún mas relevante, pues este evento determina desde afuera una caída en el ingreso familiar, con más costos asociados.

Algunos tips para poder “apretarse el cinturón” y mantener finanzas personales y familiares equilibradas son:

  1. Lleva un registro claro y detallado de ingresos y gastos mensuales. Hoy en día, incluso existen aplicaciones especialmente diseñadas para ello.
  2. Evalúa en qué puedes reducir tus costos, manteniéndose en lo básico. La idea es identificar los que pueden ser “lujos”, para evitarlos o reemplazarlos por alternativas mas baratas (por ejemplo: cocinar en vez de comprar la comida lista, disminuir el consumo de carne y reemplazar por legumbres, utilizar promociones y descuentos en supermercados y compras on-line, regalos hechos por mi en vez de comprados, juntarse con otros para comprar al por mayor y más barato, comprar cosas usadas en ventas de garage o páginas web, etc.)
  3. Asignar presupuestos máximos a los diferentes ítems de la vida personal y familiar y respetarlos: cuánto podemos gastar, después de pagar los gastos fijos de vida (por ejemplo, cuentas básicas, arriendo o dividendo, gastos escolaridad hijos, etc.), a los variables. Esto es por ejemplo, compras, salidas fuera, entre otros.
  4. Evitar las tentaciones en las compras mensuales. Hacer una lista y apegarse a ella. Esencial en esto es no ir a comprar con hambre (desde este estado nos tentamos más fácil) y evitar llevar a los niños (ellos nos piden mas cosas de las que tenemos planificadas).
  5. Usar la calculadora del celular. Muy útil para comparar precios y promociones. Si tengo un presupuesto máximo asignado, ayuda para ir sumando cuánto me saldrá la cuenta y no sobrepasarlo.
  6. Evaluar formas de aumentar el ingreso. ¿Podría ganar algo más de dinero con un segundo trabajo, o una actividad que rente aunque sea un poco (por ejemplo vendiendo algo en mi lugar de trabajo o por internet)?.
  7. Buscar una forma de repactar las deudas que ya se tienen. Par ello se debe buscar asesoría, pero muchas veces cuando hay muchas deudas, resulta conveniente combinarlas bajo un solo préstamo.

En resumen, mucho de la salud financiera, para por el orden. ¡A animarse a ello!

 

Compartir artículo:

Conversemos





Avenida Vitacura 2909, oficina 1205, Las Condes

+562 2233 6808

+569 5870 5496